SunnyTent como tienda para arenero

Durante el otoño, invierno, primavera o verano, su hijo siempre quiere jugar en el arenero.  Pero a menudo la arena está demasiado húmeda y afuera es demasiado frío. Si usted coloca la SunnyTent sobre su arenero, esto es cosa del pasado. Su arena siempre estará seca y menos fría, sin la moléstia de viento frío ni lluvia, sin juguetes sucios ni hojas en el arenero. Asímismo los juguetes pueden permanecer en el arenero, pues estos no se ensucian en un arenero seco. La SunnyTent es una tienda translucida, lo que hace que “jugar afuera” sea placentero.

La SunnyTent es adecuada para areneros en salas de juegos infantiles, guarderías y alojamientos para grupos, también la recomendamos para personas particulares con areneros más o menos grandes.

SunnyTent als zandbaktent
Con su SuunyTent cerrado, el arenero permanece limpio y seco.
De igual manera se puede jugar maravillosamente con mal tiempo.

SunnyTent als zandbaktent

Con su SunnyTent parcialmente abierto: La lámina funciona como cortaviento.

SunnyTent als zandbaktent

La SunnyTent completamente abierta: agradable en climas cálidos.
La lámina permanece plegada detrás del arenero.


Esto es lo que nuestros clientes opinan de la tienda para arenero:

  • “También en el invierno, mi hijo a menudo quiere jugar en el arenero. Pero después de unos minutos ya está harto. Todo está mojado y frío. Luego me paso media hora cambiando a mi hijo y limpiando los juguetes. Gracias a SunnyTent eso es cosa del pasado. Ahora él juega con mucho gusto en su arenero, incluso en el invierno”.
  • “Alentamos a los niños de nuestra guardería a jugar en el arenero en el invierno y con mal tiempo. Es encantador salir afuera , eso es bueno para los niños. Y las profesoras no tenemos que complicarnos con una con una cubierta o algo parecido para el arenero”.

Haga clic aquí para determinar el tamaño correcto de su SunnyTent.


Con la SunnyTent usted cubre su arenero de la mejor manera. Pues este mantiene su arenero limpio y seco. Lo que permite a los niños que puedan jugar afuera en la mala época del año. Incluso en temporadas con mucha lluvia se divierten “jugando afuera”. Los niños no se resfrian, están más tiempo divirtiendose y se ensucian mucho menos.